lunes, 26 de mayo de 2014

MODUBEOS EN GREAT LAKELAND DE INGLATERRA




Hasta después de terminar la otra aventura de la III Nocturna de Modúbar, no había tenido tiempo de plasmar la crónica de otra aventura de “Modubeos por el Mundo”.

Esta vez me fui a Inglaterra al distrito de la Tierra de Lagos, una de las pocas zonas montañosas de los ingleses, con montañas que no superan los 1000 mts de desnivel, para que os hagáis una idea una zona parecida al interior de Cantabria con montañas redondeadas y cubiertas de pastos con muy poco bosque. Al fondo de los valles había lagos más o menos grandes.

Y como aparecí yo por esos lares sin tener ni pajolera idea de inglés?? (sabe más mi hija con casi 6 años que yo, jeje).

Una historia uno poco rocambolesca, preparando la carrera durante más de 5 meses con otro modubeo José Luis que se empeñó que teníamos que correr una prueba en el país que le acogió durante un par de años, pero tenía que ser algo un poco especial y como a los modubeos no nos vale cualquier cosa pues teníamos que elegir una carrera cañera. Así que nos decidimos por la GREAT LAKELAND 3D. No había problema el conocía el idioma y yo solo tenía que mover las piernas para llegar a la meta.

Y porque una historia rocambolesca, porque a falta de una semana para partir hacia la isla tengo una llamada de mi compi y me suelta que no puede ni correr, ni estar  conmigo durante la prueba, ahhhhhhh hachazo al cuello!!!.

Pues no hay problema, mientras tenga manos para mover ya me entenderé con los ingleses.

Ufff!! 2 aventuras en vez de una, casi na´ pal cuerpo.

Así que el día 1 de Mayo y después de una buena comilona con la family (como si fuese la última cena antes de ….) me despido de mis niños con la frase de:

- A dónde vas papá?? A una carrera, hija.

Y el pequeño dice:

- A colel?? Yo también.

Ala a ver cómo le explicas que te vas a un porrón de kilómetros a correr durante 3 días, pero no será por monte en Burgos.

Bueno despedidas aparte, Bus (Burgos-Madrid), metro (Madrid-aeropuerto) y avión (Madrid-Bristol), hasta aquí todo bien yo entiendo a todos y todos me entienden.

En Bristol me esperaba José Luis para llevarme a su casa y darme las explicaciones necesarias, ya que él se va de viaje a las 4 de la mañana.

Primera rotonda y ….. a dónde vas, tío??? Coño que la has cogido por la izquierda!!! Ufff al principio se hace bastante raro.

El pobre José Luis se ha pasado toda la semana intentando buscar a alguien que quiera correr la carrera de su parte y poder así acompañarme, debo ser el tío más famoso de la zona donde vive y de toda la carrera, “un español que no tiene ni papa de inglés que viene a correr una carrera hasta aquí”. A conseguido contactar con un tío que viene a la carrera desde el sur de Inglaterra y me recogerá en la autopista para luego viajar con él 4 horitas de coche hasta el pueblo donde sale la prueba.

A las 11:30 la mujer de José Luis me lleva hasta el área de servicio y nos encontramos con Anthony que así se llama el susodicho, (él, ni idea de castellano). Sonia le explica el percal y nos despedimos, ahora empieza mi aventura de verdad, solo ante el diccionario de bolsillo he intentado conocernos un poco en un viaje en coche por Inglaterra. Lo que conversación de 2 minutos para nosotros era una media conversación de 30 minutos, así que 4 medias conversaciones, un rato para comer el bocadillo y otro mirando el paisaje y llegamos al destino.

Con todo este mogollón no os he contado nada de la carrera, bien es una prueba de 3 días de duración y en orientación donde tenías que correr unos 135 kms, sino te confundías en algo tramo, claro. Hay varias modalidades:  Elite (yo, ande o no ande caballo grande), A, B y C. La primera era la más exigente e iban bajando la dificultad y la distancia según las letras. Tienes tiempos de paso y llegada pero no te descalifican si los sobrepasas, te bajan de categoría si sigues en carrera.

Es una prueba muy purista, me explico aparte de no estar balizada y tener que encontrar 9 controles, no hay avituallamientos y tienes que llevar lo necesario para ese día de carrera. Antes de la salida el primer día tienes que entregar un petate de 60 litros impermeable y que no pese más de 13 kilos (te lo pesan!!). En él tendrás que meter todo, todo lo necesario para los 3 días (ropa, comida, esterilla, tienda, saco, hornillo, etc), y aunque parece que no hay problema no es nada fácil que te entre todo.


Equipo Sueco, 1ª fémina de la Great Lakeland 2014

Cuando voy a buscar el dorsal, el chip y el mapa, veo que les están explicando a todos algo cuando recogen el dorsal y pienso “ya empezamos…que no tengo ni idea de inglés”. Me toca y les digo mi nombre, “heeeey, Oscar”, como que me conociese de toda la vida. “Please, one moment”, y se pira a toda leche, habla con otro de la organización y se van a buscar a una chica que sabe hablar español. Jaaaa, sabe hablar como yo inglés, bueno un poco más pero lo justo para decirme que si tengo algún problema que le llame, (deciros que hable en 3 días con ella 3 veces, cuando la adelantaba en carrera y me preguntaba “hey, que tal??” ya me había acostumbrado a contestar monosílabos “OK” o “GOOD”.

Primer día de carrera, nos esperaban 47 kms con 2800 mts positivos, 50 participantes en categoría elite. Nos dicen que a las 7:15 tenemos que estar todos y que es muy importante ya que nos llevan en barco a través de un lago a la zona de salida. Una vez desembarcamos van dando la salida de a poco, me recordaba los raids del orientaventura que corríamos en España, la mayoría en parejas con el mapas en la mano. Me cuesta un poco acostúmbrame al mapa pero no voy mal. La dificultad de los controles es baja, los colocan en bordes del camino, cimas o collados. No te puedes fiar de los que tienes delante ya que igual no están en tu modalidad. El tiempo es bueno sol y nubes pero sin lluvia. Después de subir y bajar un par de montes a piñón ya que no hay caminos y por las laderas se sube y baja más o menos bien aunque con mucha inclinación. Hasta ahora la palabra que más he dicho “hey”. Paso por el punto intermedio con más de 2 horas de margen, así que entiendo que voy bien, en la siguiente ascensión me la tomo con tranquilidad y voy bebiendo y comiendo unos bocadillos de pan bimbo y jamón de york. Me pasan un grupo de 5 y justo antes de coronar uno sólo. Me pregunta algo y aquí empecé a decir la frase más dicha de los 3 días “I dónt speak english”. La cara de todos era mirarme con los ojos abiertos y una pequeña sonrisa. El ritmo de este era parecido al mío y en las bajadas era más lento que yo pero como el tío parecía que controlaba la orientación decido no adelantarle y quedarme a su verá. Cuando me quería preguntar algo sobre el mapa pues con indicaciones con los dedos y a correr. No me he confundido de compañero ya que a los 15 kms coincidimos con los 5 que me habían adelantado en la subida. Nos juntamos y vamos los 7 a por los últimos kms, uno de ellos va lesionado con el tobillo como una bota y cojeando pero trotando y en algunos tramos me cuesta hasta seguirle, cuando preguntan les choca que venga desde España exclusivamente a la carrera, o eso creo entender.


En este día la distancia optima la catalogo la organización en 46,2 kms y 2738 mts de desnivel positivo. A mí me salió algo más así que en algún sitio no cogí el recorrido perfecto, salieron 49 kms en 7h 13:35, puesto 29.

Al llegar te daban un ticket para una trozo de pastel. El lugar de llegada era en medio del monte en una campa donde poder acampar 150 tiendas de campaña siempre al lado de un rio donde poder lavarte y coger agua. La organización disponía para los participantes una tienda de 6 X 12 mts donde a modo de zona de reunión con sillas, mesas y zona un lugar donde te obsequiaban con agua caliente, cerveza, sidra, té o café (no había más avituallamiento), un pallet con un bidón de 1000 litros para todo el día donde coger agua para cocinar o beber, 10 letrinas portátiles y un bidón de cerveza con una chimenea que servía a modo de calefacción cuando empezó a bajar la temperatura.


Así que una vez visto el campamento me tocaba montar la tienda cambiarme de ropa, abrigarte y preparar la comida-cena. Una vez montado todo me dispongo a cenar y saco mi bocata de jamón de York y las caras de los que estaban alrededor mío eran para grabar. Es común entre los ingleses llevar unos sobres de comida preparada que calientan con el hornillo al baño maría. Tras cenar voy a calentarme un poco al lado de la estufa intentar entablar alguna amistad, os podéis creer que entre 200 participantes y 15 organizadores solo había una chica que sabía algo de castellano y poco. Vamos a dormir que mañana queda un día muy duro.

Segundo día, amanece lloviendo y nos dicen que la previsión es que llueva durante todo el día y parara al anochecer. Desayuno como puedo y mi duda es como meter la tienda empapada en el petate con toda la comida y la ropa de cambio seca, pues a prensar todo y pa dentro. Puedes tomas la salida cuando quieras dentro del horario entre las 7 y 9h. Me esperaban 51 kms con 3264 kms. Me lo tomo con mucha calma ya que no sé cómo responderé y encima con la que estaba cayendo, en las cimas una niebla que no te permitía ver más de 10 mts con mucho aire y frío. Menos mal que a partir de las 18 horas dejo de llover y los últimos kilómetros los pude hacer con buenas sensaciones después de pasar un día malo. 11h 15:21 puesto 36. Pero van cayendo muchos esta carrera es por eliminación.


La salida de acampada parecida al día anterior aunque con la diferencia que se ve a la gente mucho más tocada sobre todo de pies. Los míos llegaron más blancos que el papel de fumar, todo el día en remojo es el peor enemigo de los pies.


Tercer y último día, 37 kms con 2300 mts positivos, mi salida es buena me encuentro mejor de lo que pensaba y me animo al ir adelantando a gente pero al llegar a la segunda cima, la niebla me descoloca y pierdo unos 25 minutos ya que al ser el último día a este punto solo suben los elite y como cada vez quedamos menos tengo que esperar a que llegue alguien para entre los dos buscar el camino correcto. Una vez encontrado el camino correcto y descendiendo unos centenares de metros la niebla de disipa y se ve el cordal que debemos seguir durante unos kilómetros, así que a correr. La dirección que tomamos nos lleva por otros 5 controles hasta el pueblo de salida hace 3 días. El tiempo es de 6h 47:09 puesto 32, contento por haber acabado y sin tiempo casi a despedirme del director de carrera y resto de organización. Anthony me está esperando y casi sin dejar cambiarme me dice que vamos que tiene 4 horas de volante y quiere llegar cuanto antes así que al coche. La vuelta mucho más relajado y sin apenas comentar nada, me imagino por el cansancio que teníamos los dos.


 

El resultado final fue puesto 31 con 25h 14:05.

Una carrera atípica con lo que estamos acostumbrados a correr por España, dura pero más que por el recorrido por las pocas comodidades que tienes durante estos días. Una pena no conocer el idioma ya que lo que prima en el compañerismo y el buen rollo, había gente de Estados Unidos, Noruega, Suecia, Japón, Bélgica y España.

Próximo objetivo Quixote Legend, mismo formato (3 días, 154 kms y 8000 mts positivos) pero con marcaje de cintas y creo que más a la española con más lujos. Pero eso será otra aventura que os contaré en breve.

www.greatlakeland3day.com

2 comentarios:

  1. Eres un crack Óscar, eso sí que es una aventura, menuda experiencia, a por otra!!!!

    ResponderEliminar
  2. Por si fuera interesante o de utilidad para esa Asociación o para sus afiliados, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar